Alergología

Pruebas Epicutáneas (Prick Test)

Las pruebas cutáneas de alergia o prick test son unas pruebas que se hacen sobre la piel con objeto de identificar la sustancia que puede desencadenar una reacción alérgica en el paciente. Para ello se introduce en la piel una cantidad ínfima del posible agente causante de la alergia. A esta sustancia que desencadena una alergia la llamamos alérgeno. En caso de que el alérgeno desencadene una reacción en la piel se considera que el individuo tiene alergia a esa sustancia.

Pruebas Epicutáneas (Test de Parche)

El Test o Prueba del Parche o Epicutánea es un procedimiento que se utiliza para reconocer y diagnosticar el agente causal de la inflamación en la piel en casos de dermatitis de contacto y eccema alérgico. Es una herramienta que ayuda a identificar el alérgeno, siendo los más frecuentes: metales (níquel, cromo, cobalto), productos cosméticos, y medicamentos, entre otros.

En aquellos casos en los cuales un paciente padezca una dermatitis de inicio reciente o tenga un eccema persistente o atípico, el Test del Parche es el único medio que tiene el médico para probar que una sustancia es la causa o el agravante.

Test de Provocación con Alimentos

Las pruebas de provocación con alimentos consisten en exponer a una persona a la sustancia sospechosa de ser la causante de su alergia bajo circunstancias controladas. Aunque pueden realizarse con sustancias que producen alergia a través de la vía respiratoria (como pólenes o ácaros), habitualmente es un método diagnóstico que se utiliza en el estudio de alergia a alimentos.